martes, 17 de enero de 2012

El siglo del Yo




Algunos contemplamos, paralizados por el asombro, la indiferencia o el pasotismo con que  la gente asiste al desmantelamiento del Estado y de las instituciones o servicios públicos. ¿Qué tiene que ocurrir ‒oigo a menudo‒   para que el pueblo se levante del sofá y diga ¡basta!? No sabemos si la corrupción a chorros a todos los niveles es algo inherente a una democracia de baja calidad o es la tópica punta del iceberg del desmoronamiento total de una sociedad a manos del capitalismo y su voracidad infinita.

Una explicación bastante pormenorizada de esta atonía (in)social la encontramos en el documental que os quiero presentar con diez años de retraso.

Hace casi un año colgué un vídeo en este blog a modo de ilustración de lo que decía en la entrada y añadí una breve información sobre el vídeo. Era  incorrecta. Yo mismo he sido víctima del error y desconocía el tal vídeo en su totalidad. No se trataba de uno más de tantos vídeos colgados en Internet, sino de un "impresionante" documental,  The Century of the Self, escrito y dirigido por Adam Curtis para la BBC quien en 2002 lo emitió en cuatro capítulos de una hora aproximadamente de duración.    


Copio de otro blog esta introdución al documental que podéis completar pinchando en el enlace.

"The Century of the Self es un magnífico documental que nos cuenta con detalle cómo se ha aplicado el psicoanálisis al mercado y a la política: desde las teorías freudianas sobre la oscura naturaleza humana hasta las últimas campañas de marketing político. Durante el siglo XX se ha manipulado a la sociedad haciéndole creer que era cada vez más libre para elegir en un mercado que, de hecho, se había retorcido y distorsionado con el objeto de mantenerla controlada y consumiendo como si fuera ganado estabulado. La herramienta fundamental para lograr que la sociedad respondiese a los imperativos de este nuevo mercado de masas fue el psicoanálisis y sus derivados."

Al parecer, no se ha vuelto a emitir en el Reino Unido (y en España, que yo sepa, nunca), por lo que, según he leído, "desde entonces se ha vuelto un fenómeno underground y a través del boca a oído (y de Youtube) ha llegado a ser visto y discutido también fuera del Reino Unido."

En casi todas las páginas que he visitado se elogia ampliamente este documental, llegando a ser calificado como cumbre del periodismo documental.

En la página que Wikipedia dedica a Adam Curtis podéis encontrar más información y enlaces a otro tipo de opiniones sobre él, como el artículo titulado "Una aproximación a Adam Curtis en la era del sofismo audiovisual", publicado por un engendro típicamente posmoderno, o el publicado en Libertad Digital, para completar vuestra información y alcanzar un grado más de confusión en este confundido (no confuso) mundo.

Los cuatro capítulos me parecen interesantísimos. No dicen nada que no supiéramos o sospecháramos ya, pero la visión de conjunto, la acumulación de pruebas y la evidencia de que este documental, diez años después de ser realizado, goza de actualidad y total vigencia dan una idea muy clara de todo lo que está ocurriendo en Europa y en el mundo, especialmente desde el inicio de la crisis, y hacia dónde se nos quiere llevar. Me he decidido a enlazarlos desde aquí y a colgarlos para vosotros sólo para cumplir con mi deber moral de difusor, del ¡pásalo!  Hay además algunas temas como la manipulación de los deseos inconscientes por parte de las empresas de publicidad y los departamentos de propaganda, la consideración por parte de las élites políticas y financieras de que las masas son "estúpidas" o el cuestionamiento de la libertad personal, así como algunos mensajes que deberían ser considerados y debatidos en los foros de indignados para poder comprender de dónde viene tanta pasividad social y poder hacer algo al respecto. Como ejemplos he copiado esta palabras de Margaret Thatcher que cobran todo su significado precisamente ahora, veinte años después:
Algunos socialistas parecen creer que las personas debería ser números en un Estado computerizado. Nosotros creemos que deberían ser individuos.Todos somos individuos. Nadie, gracias a Dios, se parece completamente a otro. Sin embargo, muchos de los Socialistas pueden pretender lo contrario. Y nosotros creemos que todo el mundo tiene el derecho de ser diferente. Pero para nosotros, cada ser humano es igualmente importante. El derecho del hombre a trabajar como desee, a gastar lo que gana, a ser dueño de sus propiedades. A tener al Estado como sirviente y no como amo. Son la esencia de una economía de libre mercado, y de esa libertad, dependen todas nuestras otras libertades.

Muchos políticos desde entonces se han encontrado con esta amarga "realidad": la gente es imbécil.
Robert Reich, miembro del gabinete de Clinton 1993-1997 nos dice en el último capítulo:
Dick Morris y los encuestdores habían ganado. Y con eso quiero decir que las personas que finalmente alcanzan la preisdencia moldean la mente del presidente, para que vea a los electores tan solo como una colección de deseos individuales que deben ser alimentados y halagados. Esto sugiere que la democracia no es nada más, y no debería ser nada más, que halagar estos inesperados y primitivos deseos. Primitivos en el sentido de que no son siquiera necesariamente conscientes, tan solo lo que quieren para lograr su satisfacción personal.

Y para terminar las palabras finales del guionista:
Y esto significaría desafiar la actual visión freudiana dominante de seres humanos, de individuos dirigidos por instintos egoístas. El cual es un concepto de los seres humanos que ha sido adoptado y fomentado por las empresas porque produce consumidores ideales. Aunque sentimos que somos libres, en realidad, nosotros, al igual que los políticos, nos hemos convertido en esclavos de nuestros propios deseos. Nos hemos olvidado de que podemos ser más que eso. Que hay otros aspectos en la naturaleza humana.

Os dejo aquí los enlaces a Youtube de los cuatro capítulos con subtítulos en español (con alguna que otra falta de ortografía) y para los que sepáis inglés americano otros tantos enlaces a los mismos capítulos. También os he puesto un enlace a mi dropbox para que os los bajéis directamente.














Descargar:


Capítulo 1     Capítlo 2     Capítlo 3     Capítlo 4



3 comentarios:

José Ignacio Nájera dijo...

Yo también los he visto enteros y la sensación es verdaderamente aplastante (literalmente te sientes aplastado, nunca mejor dicho). Sospechábamos que asi era, pero al verlo todo junto y durante cuatro horas la verdad es que impresiona. Queda uno tan anonadado que no atina a imaginar por dónde puede haber un hilo de luz. Efectivamente, "si esto es así, la democrácia entonces es una broma", pero como diría tu estimado Zizek, somos cínicos (sabemos lo que hacemos, y sin embargo lo seguimos haciendo). ¿Qué hacer, sr. Adam Curtis?

Smoozz Groove dijo...

Hola Mobesse, aprovecho esta entrada en este maravilloso blog tuyo para saludarte. Veo que no tienes add-on para poder seguirte, así que lo haré de todos modos, aunque no "sea oficial"... Gassho!!

Mobesse dijo...

Muchas gracias por tu benevolencia. Intentaré arreglar eso de los add-on.
Gassho!